Owners: 964 berenjena (Amethyst Metallic)

 

 

Me lancé a por este 964 hace ya algunos años, pensando que podía ser el equilibrio ideal para un 911 de uso frecuente: conserva la estética atemporal de las primeras series y al mismo tiempo cualidades muy prácticas en el terreno de la seguridad (ABS), la comodidad (A/A) y la fiabilidad (inyección).

Había pasado por varios 911 más modernos y buscaba una experiencia de conducción más simple y pura, así que tenía que ser un Carrera 2 manual; cuando encontré esta unidad en color berenjena, tan bien conservada, no lo pensé dos veces.

Las primeras sensaciones fueron un poco de decepción: estéticamente el coche no inspiraba y dinámicamente no despertaba grandes emociones: volante grande, suspensiones blandas, motor perezoso a bajo y medio régimen, cambio con relaciones muy largas, el flat-six que casi no se escuchaba rugir con el escape de serie….

Pensé que la única opción era reforzar todos estos puntos débiles si quería disfrutarlo realmente…, y vaya si mereció la pena!

Suspensiones, volante, llantas, escape y algunas chuches en el motor para hacerlo más alegre….todo el conjunto ha conseguido transformar la esencia del coche y convertirla en una de las experiencias de conducción más gratificantes que recuerdo.

Las carreteras de montaña son su habitat natural, allí es donde la magia se produce, donde la involucración con el coche es total, por la mezcla del sonido glorioso, las aceleraciones fulgurantes, las reducciones, la dirección directa, los pasos por curva ultra-rápidos, las frenadas contundentes, los cambios de apoyo firmes, lo pequeñito y ágil que se siente el coche,…

Es un coche que te apetece conducir a todas horas, una máquina analógica que en los tiempos digitales que corren, te permite saborear la carretera de forma mucho más intensa y viajar a otra época donde la simbiosis entre hombre y máquina marcaba la diferencia.

Espero poder seguir disfrutándolo muchos, muchos años.

Texto: Guillermo Encina

Fotos: Jose Bueno (photojosebueno.com)